Skip to content

Lesiones más comunes en rugby

Publicado el 05 junio 2020 por Instituto Médico Arriaza

rugby_img_01

El rugby es el deporte de equipo de más rápido crecimiento en los Estados Unidos, potenciado con el lanzamiento de la Major League Rugby (MLR) en 2018. En España, el rugby ha estado presente desde hace años como deporte de minorías, si bien es cierto que en los últimos años y gracias al esfuerzo de los pequeños clubes, cada vez son más los que se enganchan a edades tempranas a tan noble deporte.

El  rugby cuenta con una amplia gama de participantes, desde jóvenes practicantes hasta la élite profesional. Debido a su naturaleza de deporte de contacto, las lesiones son relativamente frecuentes, lo que hace que los médicos del equipo sean una parte crítica del juego.

Tipos de lesiones comunes

Las lesiones comunes incluyen abrasiones y cortes, contusiones, esguinces/distensiones, fracturas, luxaciones y conmociones cerebrales. Las lesiones de tejidos blandos son las más comunes y generalmente representan más de la mitad de todas las lesiones del rugby. La mayoría de ellas están relacionadas con el contacto, particularmente por situaciones de abordaje. Las lesiones ocurren con mayor frecuencia durante la competición, siendo mucho menos frecuentes en los entrenamientos. Múltiples estudios han encontrado que las tasas de lesiones varían según la posición de juego, pero han alcanzado resultados contradictorios en cuanto a qué posiciones tienen mayor riesgo.

La extremidad inferior, particularmente la rodilla y el muslo, se lesionan con mayor frecuencia. Las lesiones “menores” incluyen esguinces de tobillo, contusiones, hematomas y otros esguinces y distensiones de bajo grado. Las lesiones “mayores” más comunes que resultan en una pérdida de semanas e incluso meses de actividad deportiva incluyen lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla, lesiones meniscales y lesiones musculares (en especial a nivel de los isquiotibiales).

Brave little girl receiving injection or vaccine with a smile

Las lesiones de las extremidades superiores son menos comunes en el rugby, pero pueden ser igualmente graves. Las luxaciones de hombro, las lesiones capsulo-labrales y las fracturas de clavícula se encuentran entre las lesiones más graves encontradas, junto con fracturas en la mano, la muñeca y los dedos. Las lesiones de codo representan solo una pequeña parte de las lesiones.

Al igual que otros deportes de contacto, el rugby presenta un riesgo de conmoción cerebral para los atletas. Las Federaciones nacionales de rugby proporcionan recursos sobre evaluación y manejo de conmociones cerebrales, que están disponibles en línea. Es importante tener en cuenta que los atletas con conmoción cerebral sospechada o diagnosticada deben ser retirados de forma inmediata y permanente del juego.

La conmoción cerebral debe tomarse muy en serio. Cualquier jugador bajo sospecha de conmoción debe ser apartado inmediatamente del entrenamiento o del juego y no volver en esa sesión. Debe ser evaluado por un médico o persona formada en evaluación de la conmoción. No debe quedarse solo y no debe conducir ningún vehículo.

Tratamiento y Prevención de Lesiones

El personal de medicina deportiva que cubre los partidos de rugby tiene una consideración única: el juego no se detiene, excepto por las lesiones más graves, cuando los árbitros del partido lo indican. El equipo de medicina deportiva debe estar preparado para entrar en el campo para evaluar a los atletas lesionados, por lo que es fundamental controlar la ejecución del juego.

En la actualidad existe un incremento de publicaciones médicas describiendo los riesgos de lesiones y un intento de desarrollar prácticas de prevención de las mismas. Muchas federaciones nacionales ofrecen a sus miembros recursos en línea para formarse gratuitamente en prevención y primer abordaje de las lesiones más habituales en el rugby y certificaciones válidas para intervenir en el campo. A medida que el deporte continúe creciendo, los especialistas en medicina deportiva deberán familiarizarse con el deporte, las lesiones más comunes y fomentar los esfuerzos para optimizar el cuidado y la seguridad de estos atletas.

Por nuestra parte, impulsados por el deseo de apoyar y potenciar al deporte desde nuestra especialidad médica, desarrollamos en el año 2018 un Plan de Prevención de Lesiones para el Club de Rugby C.R.A.T. que contó con la participación del Dr. Arriza.

Publicado en las siguientes categorias ,

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo!